Araña en Ambar

Ataque de araña de hace 100 millones de años queda documentado en ámbar

Como si se tratase de una escena cinematográfica en pause, este arácnido, que data de hace 100 millones de años, quedó fosilizado justo en el momento en que se disponía a devorar a una avispa.

Un trozo de ámbar finalmente fue el hogar que habitaría, por millones de años, una araña conocida en el mundo científico como Geratonephila burmanica y una avispa de la especie Cascoscelio incassus.

En la imagen se puede ver a las dos especies en una escena clásica del reino animal: una víctima atrapada en una telaraña mientras el depredador espera astutamente para comerla.

Según los científicos, este episodio tuvo lugar en el Valle de Hukawng, en Myanmar, hace, quizá, entre 97 y 110 millones de años, en el periodo Cretáceo Temprano. Para el entomólogo George Poinar, de la Universidad Estatal de Oregon, en la imagen hay justicia poética: “Esta fue la peor pesadilla de la avispa, la cual nunca se terminó.

Ella veía cómo estaba a punto de ser atacada cuando la resina de un árbol les comenzó a caer”. Más allá de este instante vertiginoso, el hallazgo evidencia la vida social de los arácnidos en el Cretáceo Temprano. Además de la avispa, los investigadores encontraron plancton aéreo de aquellos tiempos ( polen, esporas y partículas de polvo) y aseguran que este es el primer fósil hallado de este tipo.

Anuncios

Publicado el 12/10/2012 en prehistoria. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: