El OVNI del Popocatépetl

El OVNI de Popocatépetl. Conclusión.

El pasado 30 de Octubre el CENAPRED elaboró un informe en el que aportaba más evidencias fotográficas sobre el incidente del volcán Popocatépetl ocurrido el pasado 25 de Octubre. La conclusión del informe es que la luz avistada era un bólido.

A las 20:44 h del 25 de octubre, la cámara del CENAPRED, situada en la estación Altzomoni para el monitoreo visual continuo del volcán Popocatépetl, registró la aparición y tránsito de una señal luminosa, con brillo intenso, en el cuadrante superior izquierdo de la imagen, la cual se desplaza a gran velocidad, aumentando su brillantez, y que parece introducirse al cráter del volcán.

La presencia de esta señal en la imagen tiene una duración aproximada de 3 segundos.

La cámara del CENAPRED en Altzomoni está situada a 11 kilómetros del cráter del volcán Popocatépetl y a pocos metros del lugar donde la empresa Televisa tiene instalada otra cámara con la que se registraron imágenes similares, las cuales fueron retransmitidas en el programa “Noticiero con Joaquín López Dóriga”, la noche del viernes 25.

Cabe señalar que las diferencias en forma, longitud, sombras y brillantez entre las imágenes tomadas por la cámara del CENAPRED y por la cámara de Televisa, están relacionadas con aspectos técnicos propios de cada equipo, principalmente su  resolución.

Por otra parte, el encuadre en el caso de las imágenes del CENAPRED es mucho más abierto, mientras que la cámara de Televisa es más sensible a la luz.

popo

Una observación detallada de las imágenes permite afirmar que el objeto no cae en el interior del cráter, sino que se desplaza en un plano mucho más lejano. Su aparición en la porción alta de la atmósfera, su trayectoria y su incremento en brillantez parecen indicar que se trata de un meteoro particularmente brillante, también llamado bólido.

En esta época del año se encuentran activas dos “lluvias de estrellas”, en primer lugar las Oriónidas, activas desde el 2 de octubre al 7 de noviembre, y que alcanzan su máximo de hasta 25 meteoros por hora la noche del 20 de octubre, y en segundo término las Táuridas, activas del 1º de octubre al 25 de noviembre y que alcanzan su máximo de hasta 5 meteoros por hora el 5 de noviembre.
Reciben esos nombres pues los meteoros siguen trayectorias que parecieran originarse en regiones de las constelaciones de Orión y Tauro, respectivamente.

Mientras que las Oriónidas suelen ser meteoros que entran en la atmósfera terrestre a gran velocidad y son de tamaño pequeño (granos de arena), produciendo trazas largas y poco brillantes que duran menos de un segundo, las Táuridas están constituidas por fragmentos algo mayores (grava) y viajan más lentamente, por lo que frecuentemente generan bólidos, es decir meteoros muy brillantes (pueden superar a Venus en brillantez) que se desplazan durante algunos segundos antes de consumirse.
Adicionalmente, la trayectoria del objeto visible en las cámaras de Altzomoni coincide con la que podría seguir una Táurida, tomando en cuenta que las cámaras de Altzomoni apuntan hacia el S 18o E.

secuencia

Anuncios

Publicado el 12/11/2012 en ovni, Ovnis, Popocatépetl. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: