Mitos sobre la Alimentación

5 mitos falsos sobre la alimentación

5-mitos-falsos-sobre-la-alimentacion-4.jpg

¿Desesperación por adelgazar? ¿Necesidad de estar más saludable? ¿Lograr costumbres alimenticias más sanas? La gente se obsesiona con estos temas, y por ende, cientos de ideas, mitos, rumores, investigaciones muy conocidas pero poco científicas salen a la luz. Hay cientos de mitos falsos sobre la alimentación, algunos tan viejos que su simple repetición los convierte en un axioma; otros nuevos, modernos, basados en leyes biológicas y doctores desconocidos que parecen darle una mayor credibilidad. Por eso, hoy te desmentimos algunos de los mitos falsos sobre la alimentación.

Beber agua ayuda a bajar de peso

5-mitos-falsos-sobre-la-alimentacion-1.jpg

Si bien el agua es un elemento indispensable en nuestra vida para una correcta hidratación, beber más cantidad de agua no te hará adelgazar más rápido. Es cierto que el agua sacia -por ejemplo, bebernos un vaso antes de la comida hará que nos sintamos satisfechos antes-, pero tampoco hace grandes milagros.

Además, excedernos de los dos litros de agua diarios puede causar problemas, como por ejemplo, cálculos en los riñones.

Alimentos que generan acné

Tal vez es uno de los mitos alimenticios más odiados por los adolescentes. Pero lo cierto es que no hay prueba científica de que comer frituras o chocolates empeoren un problema de acné, a menos que seamos alérgicos a este delicioso manjar o nos pasemos las manos aceitosas por la cara.

La carne roja genera cáncer

Un estudio en el año 1986 generaba este mito de la alimentación, ya que los científicos habían descubierto que las ratas alimentadas con aminas heterocíclicas -un compuesto generado de la cocción de carne a altas temperaturas- habían desarrollado cáncer. Sin embargo, no hay una investigación concluyente que determine que comer carne roja en su justa medida nos haga más propensos a esta enfermedad.

Comer por la noche engorda

5-mitos-falsos-sobre-la-alimentacion-2.jpg

Es cierto que las personas suelen comer mayores cantidades durante la noche, y ahí está el problema: en la cantidad, no en la hora en que se consuman los alimentos. Generalmente, la gente consume alimentos por la noche por aburrimiento y no por hambre. Además, el hecho de comer mucho por la noche hace que no se tome el desayuno al día siguiente, comida conocida por regularizar el hambre durante todo el día.

La sal aumenta la presión arterial

Es un mito y a la vez una realidad. En la década de los ’40 se observó que la restricción de sal a los hipertensos les ayudaba a reducir la presión arterial. Sin embargo, las personas con una presión arterial normal o baja no se pueden convertir en hipertensos por consumir sal, ya que esta no es la causante de la presión arterial elevada.

Por otra parte, los hipertensos que no quieran renunciar a la sal pueden tener una dieta rica en potasio, ya que este equilibra los efectos del tan odiado mineral.

5-mitos-falsos-sobre-la-alimentacion-3.jpg

¿Conoces otros mitos sobre alimentación? Hay muchos más, relacionados con prácticas industriales -los blanqueadores de la harina son malos para la salud-, las bebidas alcohólicas -es mejor el vino que la cerveza para la salud-, alimentos que engordan -la papa o patata-, y otros que te ayudan a bajar de peso milagrosamente -la uva o el pomelo-.

http://www.ojocientifico.com/4246/5-mitos-falsos-sobre-la-alimentacion

Anuncios

Publicado el 01/03/2013 en alimentos. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: