Popol Vuh

EL MISTERIO DEL MITO ARTICO EN EL “POPOL VUH”

En el año 1903, fue publicado por primera vez  el libro “The artic home in the Vedas”. Escrito por el filósofo indio Bal Gangadhar Tilak (1856-1920), el trabajo constituía un análisis de los textos RIG VEDA y AVESTA. Tilak llegó a la conclusión de que varios de los himnos que componen los mismos no provienen de la India o de Irán,  sino de una antigua región polar. Encontró que la descripción de largos meses de oscuridad, el dilatado amanecer, el movimiento del sol a través del horizonte y la posición de la estrella polar, corresponden a la del cielo en el polo norte.-

Los científicos estiman que tribus indo-europeas habitaron la región polar por un tiempo entre el final de la última glaciación (10.000 años A.C.) y una abrupta caída de temperatura alrededor del 7.000 A.C., que causó que estas tribus abandonaran su fría patria y se dispersaran por Europa y Asia. En los mitos de los pueblos indo-europeos, Tilak encontró descripciones del cielo polar y memorias de la trágica pérdida de una tierra heredada de Dios. De todas maneras, ¿por qué Tilak decidió creer que estas tribus sólo se reubicaron en Europa y Asia? ¿Qué sucedió en América? Como se sabe, muchas tribus originarias de Norte y Sudamérica tienen similitudes en términos de apariencia externa y tipo de sangre. En sus mitos también se puede encontrar memoria de un antiguo hogar polar. En primer lugar, podemos ubicarnos en el texto religioso Maya-Quiché conocido como el POPOL VUH.-

LA NOCHE SIN FIN
En los trópicos, donde viven los pueblos Mayas, el ciclo de24 horas está dividido en dos períodos de luz y oscuridad, el día y la noche. Sin embargo, lo primero que uno descubre al leer el libro sagrado maya es la descripción de una muy larga noche, que dura varios días. Todos los eventos que ocurren en el primer, segundo y tercer capítulo del libro ocurren “durante la noche”. Se nos dice que el sol aún no ha sido creado. Los dioses épicos HUNAHPU e IXBALANQUE desarrollan sus actos heroicos “en la oscuridad de la noche”. Todas las personas, héroes e incluso dioses esperan impacientemente la llegada del sol, pero éste nunca aparece. Sobre el mundo prevalece una noche interminable.-

Esto es perfectamente comprensible. La idea de que la temporalidad es diferente entre el reino de Dios y el reino de los hombres puede ser encontrada en varios mitos de distintos pueblos, incluyendo los Mayas. Si un día en la Tierra se compone de un período de día y otro de noche, entonces en el mundo de los dioses un día se estira hasta alcanzar una duración de más de un año. Una célebre leyenda nos cuenta sobre un hombre que termina llegando al reino de los dioses. Para él su estadía fue de sólo tres días; sin embargo, al retornar a casa se da cuenta que estuvo en ese lugar por tres años (o incluso trescientos años, una típica exageración épica). Un día en el mundo de los dioses dura un año entero. Sin duda, un mito de este tipo sólo se podría desarrollar en el polo norte, donde los períodos de luz y oscuridad no dividen un día en dos, sino que dividen un año. La noche polar transcurre por varios meses, mientras el sol se esconde por completo detrás de las nubes.-

Solo una cosa alumbra la oscuridad durante la noche polar: las luces del norte. En el POPOL VUH, se hace referencia a un hombre que tiene el nombre de VUCUB-CAQUIX. El se presenta como “el verdadero sol para todo el mundo”. Sin embargo, el sol real aún no ha sido creado. Vucub-Caquix simplemente tiene plumas que brillan con fuerza en la oscuridad. Ya que él es el falso sol, es asesinado. Es posible que este personaje sea una descripción mítica de las luces del norte, una luz falsa en la noche polar.-

EL LARGO AMANECER
En Guatemala, donde viven los Quiché y en los distintos países de Centroamérica, el amanecer da paso al día rápidamente. El sol se alza verticalmente en el cielo y rápidamente llena el mismo. Sin embargo, en el POPOL VUH podemos ver una descripción del amanecer completamente diferente. En el mito, los sacerdotes esperan un largo tiempo la llegada del amanecer y se preparan para este evento. El texto del POPOL VUH no solo hace referencia a buscar romper la melancolía de la larga noche, sino también a la esperanza que da el amanecer. Cuando son avisadas, las tribus se reúnen para sobrellevar juntos “la espera del amanecer”. Casi todo el tercer capítulo del POPOL VUH describe esta expectativa de que llegue el amanecer y el sentimiento del pueblo en la búsqueda de poder ver la primera luz. Los Dioses advierten a la gente que “el amanecer se acerca”. Pero la gente y los sacerdotes temen porque el amanecer no llegue y nunca puedan ver el “nacimiento del sol”. Al final, el sol se eleva. Dentro del plan religioso, este evento fue tan importante como para provocar verdadero asombro en todos los seres vivos. Las bestias, al ver el amanecer, se paran en sus patas traseras y gruñen de alegría. Y el regocijo se desata entre las personas.

Juntos, caen de rodillas y comienzan a cantar himnos. Semejantes sentimientos son extremadamente improbables de ocurrir en los trópicos, donde el amanecer sucede regularmente y el sol se alza cada mañana. Un culto al sol tan desarrollado, unificando sentimientos de felicidad entre todos los hombres y animales, solo puede suceder en un lugar donde la llegada de la luz luego de una larga noche representa un acto importante. El POPOL VUH representa una clara imagen de esta larga noche, del miedo a que el sol no aparezca, la tensa expectativa del amanecer y la representación del extenso amanecer cuando el alba “se enciende”. Sin embargo, semejante cuadro solo puede relacionarse con una región: el polo norte. No hay otra explicación para tan profunda experiencia religiosa de la llegada del sol sin hacer referencia a la teoría polar de Tilak. Este acontecimiento diario por sí solo no puede incitar tal felicidad y real éxtasis religioso. El culto al sol solo puede desarrollarse en la región polar, donde el nacimiento de la luz ocurre en las almas de las personas que creen en la renovación del mundo y en la inmortalidad no solo de Dios, sino del hombre.-

EL MISTERIO DEL “SOL NOCTURNO”
El cuerpo principal del POPOL VUH relata el viaje de los gemelos HUNAHPU e IXBALANQUE en el reino subterráneo de los muertos, XIBALBA. Ellos buscan reencontrarse con su padre allí y cobrar venganza sobre los Dioses del inframundo por su muerte. Es la parte más trágica y dramática del texto y también la más misteriosa. HUNAHPU debe convertirse en el sol y su hermano en la luna. El tiempo en el que se encuentra el Dios Sol viaja a este mundo subterráneo y se convierte en el “sol de los muertos”. Aquí, HUNAHPU debe pasar una serie de complicados desafíos para alcanzar el derecho a volver a ser el sol y un Dios. El POPOL VUH describe la ceremonia de Iniciación que transcurre para una persona en el mundo de los Dioses. HUNAHPU no sólo debe pasar estas pruebas, sino también derrotar a los Dioses del reino de los muertos para convertirse en el Dios de los vivos y nacer como el sol.-

Esta descripción de la estadía de HUNAHPU en Xibalbá se corresponde con la descripción del movimiento anual del sol en el Polo Norte. El esquema básico del mito polar puede describirse de la siguiente manera: Dios el Creador genera el universo desde la oscuridad y el caos, para luego retirarse del mundo. Para su reemplazo, envía a su hijo, el Dios Sol, que ha nacido en el día del equinoccio vernal. Este Dios de luz crece y asciende a los cielos, alcanzando la madurez en el solsticio de verano. Pero entonces se lo empieza a ver viejo y cansado, sus poderes se debilitan y muere en el equinoccio invernal. En este día el Creador divino da a conocer a su hijo los secretos de la noche, dotándolo de nuevos poderes. Luego, el Dios Sol vuelve a la vida en el equinoccio vernal. Indicios de este mito pueden encontrarse en el RIG VEDA, EL AVESTA y el POPOL VUH.-

¿CUANDO Y DONDE SUCEDIÓ?
HUNAHPU e IXBALANQUE son gemelos. En la mitología Maya ellos representan el signo zodiacal Géminis. El POPOL VUH nos informa que HUNAHPU abandonó el inframundo, se alzó sobre la Tierra y se convirtió en el sol, interrumpiendo la duración de la noche. Desde un punto de vista astrológico, este mito significa que en el equinoccio vernal la noche polar cesa y el sol aparece; y esto sucede mientras el sol está en Géminis. Como se conoce hoy en día, en la actualidad el sol aparece en la constelación de Piscis en el equinoccio vernal, pero esto no siempre fue así. En distintos períodos históricos, el amanecer ocurrió en distintas constelaciones (Leo, Tauro, Aries y en el futuro Acuario). Podemos afirmar que la “Era de Géminis”  se establece cuando el equinoccio sucedió en esta constelación y el sol “nació”. Esto ocurrió en algún tiempo entre el 6650 y el 4350 A.C. También es posible afirmar con exactitud que el mito del POPOL VUH sobre el DIOS SOL HUNAHPU aparece en 6500 A.C.-

El POPOL VUH nos señala que las primeras personas que aguardaron por tanto tiempo la llegada del sol se establecieron primero en el antiguo pueblo de TULAN-ZUIVA. Fue exactamente aquí que Dios llegó a la gente y les trajo religión y cultos. La larga noche reinó en la región donde se construyó TULAN. Sin embargo, la gente era feliz y tenían una creencia colectiva y un lenguaje en común. Hasta que un día, un frío terrible llegó. Nieve y escarcha cayó en oleadas del cielo, el agua se congeló, el fuego se extinguió. Entonces las personas abandonaron su antigua ciudad por áreas más cálidas. Pero debido a esto, su idioma cambió. Este lenguaje común y único se dividió y dejaron de entenderse entre ellos. Los Griegos y Romanos creían en la existencia de un continente polar llamado ULTIMA THULE. Los celtas aseguraban que en el lejano norte ellos tenían a su disposición el pueblo de THALIAS. El filósofo francés RENE GUENON informó en su libro EL REY DEL MUNDO que la antigua TULAN era la madre patria polar de los indo – europeos y posiblemente de toda la humanidad.-

Nosotros investigamos y reconstruimos el texto del POPOL VUH aplicando la teoría polar de Tilak. Los mitos de las tribus Quiché no pueden haberse creado en el lugar en el que esa gente vive hoy en día. Tal vez los indo – europeos y los ancestros de los Mayas de verdad vinieron del polo Norte.-

Por el PROFESOR DR. SERGEY TELEGUIN (MOSCU, FEDERACION RUSA)
TRADUCCION: MARIANO GARCIA BENITO

BIBLIOGRAFIA RECOMENDADA:
EL MITO POLAR, Joscelyn Godwin, Ed. Atalanta.-
EL RIG VEDA, versión de Juan Miguel de Mora, Ed. Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, colección “Cien del Mundo” (Mexico)
POP WUJ. LIBRO DEL TIEMPO. POEMA MITO-HISTORICO KI-CHE, versión de Adrian I. Chávez, Ediciones del Sol.-
EL UNIVERSO DEL POPOL VUH, Nahum Megged, Ed. Diana.-
ESOTERISMO EN EL POPOL VUH, Rafael Girard, Editores Mexicanos Unidos.-
POPOL VUH, versión de Adrian Recinos, Fondo de Cultura Económica.-
MITO Y EPOPEYA, Georges Dumezil, Fondo de Cultura Económica.-
GEOGRAFIA, Estrabon, Ed. Gredos.-
EL AVESTA, atribuido a Zoroastro, versión de Juan B. Bergua, Iberica Ediciones
POPOL VUH O EL LIBRO DEL CONCEJO DE LOS INDIOS QUICHES, versión de Miguel Angel Asturias, Ed. Losada.-
TIERRA DE LUZ, Cristophe Levalois, Ed. Obelisco.-
EL REY DEL MUNDO, René Guenon, Ed. Paidos.-

http://www.fabiozerpa.com.ar/ElQuintoHombre/art_2012/julio_thule.html

Anuncios

Publicado el 08/05/2013 en Libro, Maya, Mayas. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: