Atlantida en Gran Bretaña

Reveladas calles secretas de la “Atlántida” de Gran Bretaña

Un profesor de la Universidad de Southampton ha llevado a cabo el análisis más detallado hasta ahora de los restos arqueológicos de la ciudad medieval perdida de Dunwich, apodada ‘la Atlántida británica’

En un proyecto financiado y apoyado por English Heritage (Patrimonio Inglés), y utilizando técnicas avanzadas de imagen bajo el agua, el grupo dirigido por el profesor David Sear de Geografía y Medio Ambiente ha elaborado el mapa más preciso hasta la fecha de las calles de la ciudad, los límites y los principales edificios, y reveló nuevas ruinas en el fondo del mar. El profesor Sear trabajó con un equipo del Instituto GeoData de la Universidad, el Centro Nacional de Oceanografía de Southampton; Arqueología de Wessex y buzos locales de Recuperación del Mar del Norte y de aprendizaje de submarinismo.

Él comenta: “La visibilidad bajo el agua en Dunwich es muy pobre debido al agua turbia. Esto ha limitado la exploración del sitio”.

“Hemos buceado en el sitio utilizando imágenes acústicas DIDSON™ de alta resolución para examinar las ruinas en el fondo del mar; el primer uso de esta tecnología en una ruina arqueología marina que no es un naufragio”.

 

 

“La tecnología DIDSON es algo así como la luz de una antorcha en el fondo del mar, sólo que con sonido en lugar de la luz. Los datos obtenidos nos ayuda a ver no sólo las ruinas, sino también entender más acerca de cómo interactúan con las corrientes marinas y el lecho marino.”

Peter Murphy, experto en búsquedas costeras de English Heritage, que actualmente está terminando una evaluación nacional de los bienes en el patrimonio costero en Inglaterra, dice: “La pérdida de la mayor parte de la ciudad medieval de Dunwich durante los últimos cientos de años —uno de los más importantes puertos ingleses en la Edad Media— es parte de un largo proceso, que puede dar lugar a más pérdidas en el futuro Todo el mundo se sorprendió, sin embargo, por la cantidad de la erosionada ciudad que aún sobrevive bajo el mar y es identificable”.

“Aunque no podemos detener las fuerzas de la naturaleza, podemos asegurar que lo que es significativo se registre, y que el conocimiento y la memoria de un lugar no se pierda para siempre. El profesor Sear y su equipo han desarrollado técnicas que serán valiosas para entender sitios erosionados sumergidos y terrestres en otros lugares.”

En la actualidad, Dunwich es un pueblo a 22 kilómetros al sur de Lowestoft en Suffolk, pero que una vez fue un próspero puerto, de un tamaño similar al Londres del siglo 14. Tormentas extremas produjeron una erosión costera e inundaciones que prácticamente han hecho desaparecer esta ciudad que fuera alguna vez próspera en los últimos siete siglos. Este proceso se inició en 1286, cuando una gran tormenta arrasó gran parte del asentamiento hacia el mar y lo cubrió de sedimentos del río Dunwich. Esta tormenta fue seguida por una serie de otras que llenaron de arena el puerto y achicaron la vida económica de la ciudad, llevando a su eventual desaparición como importante puerto internacional en el siglo 15. Ahora se encuentra colapsada y en ruinas en una tumba de agua, de tres a 10 metros debajo de la superficie del mar, cerca de la costa actual.

El proyecto para estudiar las ruinas submarinas de Dunwich, la ciudad medieval bajo el agua más grande del mundo, comenzó en 2008. Desde entonces se han encontrado seis ruinas adicionales en el lecho marino y 74 posibles sitios arqueológicos en el fondo marino. Combinando todos los datos arqueológicos conocidos del sitio, junto con las viejas cartas y guías de navegación a la costa, también ha llevado a la elaboración del mapa más preciso y detallado de la disposición de las calles y la posición de los edificios, incluyendo ocho iglesias de la ciudad.

Los hallazgos destacados son:

  • Identificación de los límites de la ciudad, que revelan que fue un centro urbano importante que ocupaba aproximadamente 1,8 km2; casi tan grande como la ciudad de Londres.
  • Confirmación de que la ciudad tenía una zona central rodeada por una defensa de tierras traídas posiblemente de Saxon, a 1 km2.
  • Se documentaron los diez edificios de la Dunwich medieval, dentro de esta área cerrada, incluyendo la ubicación y las ruinas probables de Blackfriars Friary, St Peter’s, las iglesias de All Saint’s y St Nicholas Churches, y la capilla de St Katherine.
  • Ruinas adicionales que en una interpretación inicial indica que son parte de una casa grande, posiblemente el ayuntamiento.
  • La evidencia adicional que sugiere que la zona norte de la ciudad fue en gran parte comercial, con estructuras de madera asociados con el puerto.
  • Se usó el análisis de cambios en el litoral para predecir dónde se encontraba la línea costera al momento de la prosperidad de la ciudad.

Al comentar sobre la importancia de Dunwich, el profesor Sear dice: “Es un ejemplo aleccionador de la fuerza implacable de la naturaleza en nuestro litoral isleño que crudamente demuestra la rapidez con que la costa puede cambiar, incluso estando protegida por sus habitantes. El cambio climático global ha hecho que la erosión costera sea un tema de actualidad en el siglo 21, pero Dunwich demuestra que ha pasado antes. Las severas tormentas de los siglos 13 y 14 coincidieron con un período de cambio climático, convirtiendo el óptimo clima medieval más cálido en lo que llamamos la Pequeña Edad de Hielo. Nuestras costas siempre han ido cambiando, y las comunidades han luchado para vivir con este cambio. Dunwich nos recuerda que no son sólo las grandes tormentas y su frecuencia, próximos una tras otra, lo que impulsa la erosión y las inundaciones, sino también lo que las decisiones económicas, sociales de las comunidades hacen en la costa. Al final, con el puerto sedimentado, la ciudad destruida en parte, y la caída de los ingresos del mercado, muchas personas simplemente renunciaron a Dunwich”.

Los lectores de esta revista posiblemente conozcan, o hayan oído nombrar, el cuento El horror de Dunwich (título original en inglés: The Dunwich Horror), un relato corto escrito por H. P. Lovecraft en 1928 y publicado por Weird Tales en marzo de 1929. Transcurre en el pueblo ficticio de Dunwich, Massachusetts. Se lo considera una de las obras principales de los Mitos de Cthulhu. Seguramente, el nombre fue elegido en referencia a esta ciudad hundida en las costas de Gran Bretaña.

Anuncios

Publicado el 13/05/2013 en Misterio. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: