Explicando Algunos casos de “Crononautas”

La mujer que habla por celular en 1928 sin cobertura…

No faltaron teorías que involucraban viajes en el tiempo, montajes tecnológicos, un simple dolor de muelas o infaltables extraterrestres, pero el misterio en torno a las imágenes de una mujer supuestamente hablando por celular en una película de 1928, finalmente ha sido resuelto.

El restaurador irlandés George Clarke pasó más de un año revisando una y otra vez la secuencia de la película “El circo”, dirigida y protagonizada por Charles Chaplin, pero nunca pudo resolver el puzzle que causó impacto en las redes sociales.

Diversas hipótesis surgieron en torno a las misteriosas imágenes, sin encontrar respuesta alguna a esta increíble anacronía, hasta que finalmente se encontró una explicación de peso: se trataría de un aparato para mejorar la audición, lanzado en 1924, cuatro años antes que la película.

De acuerdo a una columnista del “Washington Post”, la mujer está portando un dispositivo creado por la compañía Siemens en la primera mitad del siglo XX, apoyándose en imágenes que resaltan una clara similitud entre la campaña publicitaria del aparato y lo que se puede observar en la película. Pareciera un rebuscado precursor del “placement cinematográfico” (exhibir marcas y productos en una película a cambio de financiamiento).

Sólo queda una interrogante sin respuesta: ¿por qué la mujer aparece moviendo sus labios como si estuviese hablando? Al ser una película muda, claramente la mujer pudo estar hablando con cualquier persona o tratando de llamar la atención, sin perturbar el producto final.

También muchos se pregunta cómo un especialista como Clarke invirtió tanto tiempo en intentar resolver el misterio digno de “La dimensión desconocida”, que una vez difundido a través de internet se explicó en menos de un día. ¿Autopromoción? Su nombre por cierto ha circulado en varios medios de todo el mundo.

John Tithor o T1 Thor, ¿Mentira o mucha imaginación?

Viajar a través del tiempo quizá es el sueño de muchos, sin embargo, esto es casi improbable, a menos de que estemos hablando de la televisión, del cine, o de la literatura, en donde en más de una ocasión hemos visto historias de viajeros que van de manera sorprendente al pasado o al futuro.

En ocasiones estos viajeros advierten de situaciones apocalípticas que se presentan en sus tiempos, sólo basta echarle un vistazo a las películas Terminator y Volver al Futuro, para darnos una idea.

No obstante, el viaje en el tiempo se ha incrustado dentro de la cultura pop, y un claro ejemplo de esto, es lo que sucedido con John Tithor, un individuo que durante el comienzo del siglo XXI (2000-2001) hizo su aparición en la red y en distintos medios de comunicación, durante esa época en donde la psicosis sobre el fin del mundo estaba latente.

 

Titor un “viajero” que venía del año 2036, llegó a nuestros tiempos para advertirnos de algunos sucesos venideros, el impacto fue tal que se crearon paginas y un sin número de cosas referente a él.

Sin embargo, tiempo después se supo que el supuesto “viajero del tiempo”, en realidad era una farsa muy bien fabricada, cabe mencionar que durante  su era de esplendor, Titor dijo que sucederían varias cosas que hoy en día no han pasado… Y quizá nunca sucedan.

Predicciones del supuesto futuro que nos cierne – Aciertos y contradicciones:

De acuerdo con el sitio universia.es, Jonh Titor era un extraño personaje de 38 años que provenía del año 2036, y que antes de viajar a nuestra época, pasó por el año 1975, en donde participó en una misión para recuperar un ordenador IBM 5100, importante para su época puesto que se esperaba una especie de Efecto 2038, algo muy parecido al Y2K que pudimos haber tenido en el 2000.

Durante su estancia de cuatro meses en nuestra era, Titor hizo un sin número de predicciones, la gran mayoría eran falsas. Entre sus profecías se encuentran las siguientes:

En el 2001 Titor dijo que el CERN descubriría las bases del viaje por el tiempo con la creación de microagujeros, este evento no ocurrió.

Otra predicción consistía en que los Juegos Olímpicos de 2004 serían los últimos que tendrían lugar en la Historia. Sin embargo, eso tamp

oco fue cierto pues en el 2008 Beijing fue sede de los juegos.

En el 2005 pronosticó una guerra civil en Estados Unidos, la cual duraría 10 años y en la que su población debería acostumbrarse a vivir en un estado de alarma y acoso constante al estilo de la Gestapo.

Según Titor, al finalizar la guerra en el año 2015, la población mundial tomará constancia de que el modo de vida que conocían habrá desaparecido para siempre. A partir de ese momento, la presidencia de Los Estados Unidos estará a cargo de cinco personas, y su capital se establecerá en Nebraska.

En el año 2015 presenciaremos una Guerra Nuclear, que destruirá las principales ciudades de Los Estados Unidos. Además

morirá gran parte de la población mundial y el medio ambiente quedará fatídicamente contaminado.

En el 2036, la epidemia que más mortalidad habrá causado en la población será el C.J.D. Es una variedad del síndrome que en nuestro tiempo hemos conocido como “Vaca Loca” y causará incontables muertes y afecciones físicas y cerebrales. No existe cura ni tratamiento.

¿Pruebas?:

1. Fotografío a su nave. No obstante, no explicó ni su funcionamiento ni construcción, argumentando que él no era inginiero sino militar, por tanto no tenía los conocimientos suficientes como para explicarlo. También hay un manual de uso de la nave de Titor, creada por la General Electric Army Moderl C204.
2. John Titor existió en el 2036, por tanto tendría 38 años de edad, por tanto sólo bastaría con observar las partidas de nacimiento actuales para ver si en verdad se trata de una persona real. Sin embargo, como ya he dicho al principio, podría tratarse de un seudónimo, aunque él afirma que Titor sí es su nombre real, y el John?
 
3. Según su forma de pensar, el tiempo no es una línea recta, sino una rama muy ramificada… por ejemplo, puede haber una línea de tiempo en la que tú estás vivo, y otra en la que no. Es decir, hablamos de la existencia de mundos paralelos. Pues imagínate una red grandísima de líneas del tiempo formada por todas las vidas de las millones de personas que vivimos en el mundo. Esta sería una teoría en la que se hablaría de que nunca hay un destino fijo, sino que con tus actos se va moldeando.
¿La verdad de John Titor?
El 27 de Marzo de 2007, el Alemán Johann Meier publica toda la verdad respecto al caso Titor: Johann Meier escribió la historia original en 1986, cuyo primer episodio fue publicado por John Adams en el ya conocido libro de John Titor: A Time Traveler’s Tale, quién habría encontrado el primer episodio de la novela original llamada T1-Thor: Cronogea y los 4 Engranes del Tiempo en una casa de veraneo de California, Estados Unidos. Johann Meier quiso que la historia de los crononautas siga en pie y dijo en su blog que la declaración era una farsa y que fue hecha por un supuesto hacker. Muchos desconcertados fanaticos de esta historia hablaron con Johann Meier después de leer tal declaración y el alemán dijo que sólo lo hizo por su pasión por los viajeros del tiempo y porque publicará un libro oficial a través de su blog en el año 2015, cuando según su historia “una legión de Cronohistoriadores se hace presente en la Tierra”.

¿Entonces todo es mentira?

Mucha gente todavía asegura que el supuesto redactor de la novela de ficción no tiene las suficientes pruebas para desacreditar a un hombre del futuro, primero, porque el citado autor no publicó su obra, indica que sólo contaba con 4 originales, y segundo, por el tiempo que esperó para decir que alguien lo había copiado. En mi opinión, por qué después de tanto tiempo iba a decir que esa historia era suya? Vamos, no tiene ninguna credibilidad.

Un crononauta a la moda en 1941

time1

“Reapertura del puente de South Fork, tras las riadas”, circa 1941.

Fíjense en la fotografía que abre este artículo. Está tomada en la Columbia Británica, en Canadá, en torno a 1941, y forma parte de una exposición que puede verse aquí. En ella aparecen una serie de personas de la época, endomingados para la ocasión, y, entre ellos, un joven totalmente extemporáneo, que muchos consideran un viajero en el tiempo llegado desde el futuro hacia aquel lugar.

¿Han identificado al tipo? Hagamos zoom sobre él.

time2

Varios detalles confirman la sospecha de que este hombre es un viajero del tiempo. En primer lugar, lleva unas gafas de sol de diseño, un cardigan de punto estilo grunge y una camisetatrendy. Entre las manos acarrea lo que parece una cámara de fotos compacta.

La imagen apareció en varios fotos de Internet, donde se barajaron tres posibilidades:

1.       El individuo era un adelantado a su tiempo.

2.       La foto era un montaje.

3.       Se trataba, sin duda, de un viajero en el tiempo.

La posibilidad de que se tratara un fake (punto 2) era bastante alta. Los visitantes de Fark apuntaron una cierta disonancia en la proyección de las sombras en la cara del “viajero en el tiempo” frente a las de las personas circundantes. Además, da la sensación de que el brazo derecho del viajero pertenece al caballero del sombrero que está detrás de él (la otra posibilidad es que esté arrimando la cebolleta), de modo que el moderno estaría copipasteado en Photoshop. Sin embargo, unanálisis con métodos forenses dictamina que no existe ninguna manipulación…o que está muy bien hecha.

La primera posibilidad la planteó seriamente el blog Forget Omoriel caballero viste moderno pero no tanto como para que sea imposible que obtuviera su indumentaria en el presente (esto es, en 1941). Entre las pruebas recabadas, está este fotograma de “Perdición” (1944), en el que Barbara Stanwyck lleva unas gafas muy parecidas a las del presunto visitante del futuro.

time3

Lo que parece una camiseta de algodón puede ser perfectamente un jersey fino, rematado con un emblema, muy de moda en la década de los 40. De hecho, en la propia exposición en la que aparece la foto puede verse este jersey, levemente parecido al que lleva el interfecto.

time4

Finalmente, la cámara compacta no es una Olympus ni una Lumix de Panasonic sino, tal vez, la compacta de la época: una Kodak de bolsillo, que en aquel momento ya tenía 40 años de vida.

time5

Con todos estos datos, no hay ningún elemento que sea totalmente anacrónico, sino más bien demuestra que las modas son cíclicas y lo que parecía moderno hace 70 años puede seguir pareciéndolo hoy. En caso de que esta explicación no te convenza y sigas pensando que el tipo llegó del futuro (o del pasado a otro pasado más remoto), vale la pena que te preguntes: ¿qué se le perdió a un viajero en el tiempo para ir a la reinauguración de un puente en un remoto paraje del Canadá, celebrándose como se estaba celebrando en aquel momento una emocionante Guerra Mundial en el medio mundo?

Anuncios

Publicado el 14/05/2013 en Base de Datos. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: