Fotos de Marte… ¡Basta ya de Mal interpretaciones Conspiranoicas!

Algunas fotos raras de Marte, y su explicación

marte

Esta fotografía fue tomada por la cámara HiRISE a bordo de la Mars Reconnaissance Orbiter. No se trata de un bosque de árboles gigantes, como he visto comentado en algún sitio. Es un campo de dunas cerca del polo norte de Marte. La arena de las dunas es basáltica y de ahí su color gris azulado. El tono rojizo viene de partículas mucho más pequeñas con abundancia de oxido de hierro.

En el invierno hace tanto frio, que el CO2 se congela. En verano, este dióxido de carbono se sublima perturbando las capas de arena que tiene por encima y provocando pequeñas avalanchas que caen por la ladera de la duna. Al llegar a la zona más baja, las partículas rojas se encuentran formando una nube de polvo, que al posarse nuevamente sobre la superficie forman una zona bulbosa.

En el polo sur la sublimación es más violenta, levantando fumarolas de polvo, en lo que se conoce como arañas marcianas.

spiders

recreacion

Otra de las fotos extrañas, es una en la que aparece algo parecido a un túnel de cristal semienterrado en el suelo de Marte:

tuinel cristal

Fue tomada por la Mars Orbiter Camera (MOC), a bordo de la Mars Global Surveyor. La foto original la podéis encontrar aquí.  No se trata de un tubo convexo, sino de un valle cóncavo. La arena depositada en el fondo forma dunas iluminadas por un sol cercano al horizonte. En algunos sitios, la imaginación se ha llegado a forzar a tal extremo, que incluso se ven focos de luz y hasta un marciano dentro del túnel.

marciano

Unas dunas similares se forman en el fondo del cráter Victoria, que fue explorado en 2007 por el rover Opportunity. Precisamente en una de las fotos panorámicas que este rover hizo a las paredes del cráter, hubo quien identificó una forma que rememoraba la silueta de una estatua egipcia.

estatua

Se trata de una pareidolia, o reconocimiento fallido de nuestro cerebro, que está especialmente entrenado para identificar rasgos faciales. Aquí, se equivoca, de la misma manera que se equivocaba al identificar una cara en esta toma de la sonda Viking, que finalmente era solo un juego de sombras sobre un montículo.

cara

Otro caso de pareidolia es la estatua de la mujer captada por el rover Spirit.

estatuamujer

La roca, mas que una estatua, tendría que ser llamada figurita, ya que su tamaño debe de estar entre los 5 y 10 centímetros dada la distancia a la que está del Spirit y cómo aparece en la panorámica.

Si mezclamos la fantasía con el entusiasmo, es normal ver en estos montículos unas pirámides al más puro estilo de las egipcias. “Su geometría es perfecta” he llegado a leer. Un concepto laxo de perfección, a todas luces.

piramides

Hay otra fotografía interesante, en la que se ve algo que parece una puerta. Quizá la entrada al mundo subterráneo de Marte, por el que los extraterrestres se mueven por túneles de cristal, y del que solo salen para construir caras visibles desde las sondas espaciales humanas, o pirámides.

puerta 1

Aunque mirando con un poco más de detalle la fotografía, podemos ver que se trata una vez más de una sombra sobre la irregular pared del montículo.

puerta 2

Hay más. Muchas más. Pero por hoy ya es bastante.

Anuncios

Publicado el 10/07/2013 en Mars, Marte, mentira. Añade a favoritos el enlace permanente. 2 comentarios.

  1. Me parece imprescindible enfrentarse a la conspiranoia “dura” con la lógica y el conocimiento, especialmente viniendo de mentes abiertas. Me parece imprescindible romper con cualquier mito colectivo que se transforma en realidad, por la necesidad inconsciente de la gente en “creer en algo”, o en palabras de Mulder ” I want to believe” ¡¡ ¿Cómo que “quiero creer”? !!!!!!. Yo he sido testigo de ovnis y de algún fenómeno paranormal, pero ni tenía ni tengo la menor intención ni deseo de “creer” en ellos. Lo único que creo que hay que hacer con ellos es “investigar” desde nuestra mente, con los métodos de percepción más avanzados y objetivos que nuestras mentes puedan desarrollar.. nada de “creer”. Por ello no estoy para nada a favor de la tradicional pregunta … ¿Tu crees en..? No, yo no creo en nada, yo “experimento” y además, en tanto nuestras percepciones son bastante deformantes de la realidad (por las características de nuestro sistema perceptivo), me parece imprescindible conjuntar mis experiencias con las de otros fiables y el desarrollo de métodos e instrumentos correctos de percepción.

    Aceptar que existe el poder, que el poder por esencia trabaja ” a oscuras “, diciendo que hace una cosa y hace otra, generando mentiras sociales susceptibles de convertirse en conspiraciones, no es nada más que pura sociología. La conspiranoia -o inferencia de que algo ocurre pero uno no puede acceder a ello- es decente, cuando intenta dar explicación a actividades contradictorias del poder que pueden perjudicar a la gente que no tiene acceso al poder; la conspiranoia no es decente cuando lo que juega es al “queremos creer”, para dar salida a necesidades patológicas colectivas de llenar algún tipo de vacío de creencias.

    La actitud habitualmente excluyente de hechos que contradicen a la ciencia “en momento presente”, es por definición “a-científica”, otra forma más de fanatismo y conduce a más ignorancia y sufrimiento a la especie humana. Pero la vía opuesta de creer sin fundamentación, sólo por necesidad de llenar ese vacío del que hablaba antes, amigo.. este es tan criticable como el primero. Digamos que la actitud correcta es la aristoteliana, el famoso “justo medio”.

    Me ha encantado la perspectiva con la que has abordado tu entrada.

    Nota: He visto en algún momento un documental conspiranoico, que contenía un testimonio (volvemos siempre al punto de confirmar veracidad del mismo) del “uso” de los túneles acristalados semienterrados. Yo nunca cierro puertas y por tanto te recomiendo la visión de este “documental”. No obstante me río pensando en el día que “podamos” viajar a Marte, vayamos a hacer turismo a estos “túneles de cristal” y al pasar por los mismos una especie de pantallas nos permitan ver a los “locos” conspiranoicos afirmando por ejemplo que “ya estuvieron en estos túneles y que los utilizaban como pasadizos”, cosa que creo recordar se afirma en este documental:)

    He dicho:)))))

  1. Pingback: Yo no quiero creer en nada.. sólo creo en lo que experimentar. | Para los que necesitan evolucionar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: