El agua de mar no salvará a la humanidad del problema energético

free energy

De vez en cuando alguien se deja caer por el artículo del motor de agua de Arturo Estévez, para decir que aquel motor era factible, y que si no triunfó fue porque las petroleras conspiraron en su contra. En otras ocasiones proponen otros modelos de utilización del agua como combustible. La última tontería que alguien ha puesto allí trata sobre un sistema de extracción de carburante líquido del agua de mar, desarrollado por el ejército de los Estados Unidos para abastecer a su fuerza aérea de los portaaviones.

Mirad con qué soltura la gente exhibe su ignorancia sin el menor rubor:

Durante décadas se han venido silenciando a muchos científicos que han demostrado que la escasez energética es una farsa ya que existen numerosas fuentes de energía limpias e inagotables.

Inevitablemente, la actual mafia energética del petróleo tiene sus días contados. Ya es un hecho ineludible por más tiempo que la contaminante industria del petróleo es un cadáver dando sus últimos coletazos. La naturaleza se abre camino imparablemente a través de las nuevas fuentes de energía que ya no podrán ser ocultadas o suprimidas por más tiempo.

El método desarrollado por la marina pretende dar ventaja a su flota respecto a la de un posible enemigo, reduciendo la dependencia del apoyo logístico de otros  buques que les provea del carburante. Por lo tanto, si se consigue eliminar esta dependencia, los fuerzas destacadas serán menos vulnerables.

La principal fuente de carbón disponible en el mar es el dióxido de carbono disuelto en el agua, del cual se puede obtener 100 mg por litro. Esta cantidad es mucho mayor que la existente en el aire (0,7 mg por litro).

Producir carburante desde el agua de mar no es gratis. Es necesario aplicar energía principalmente para

  1. bombear el agua de mar
  2. extraer el CO2
  3. separar el hidrógeno del agua por electrolisis.

Esta energía es mayor de la que se obtiene de la quema del combustible producido. Aun así, existe una ventaja en utilizar este proceso aplicado a la la marina. La ventaja táctica de no precisar abastecimiento.

Las fórmulas químicas que rigen el proceso son estas:

formulación

La primera fórmula es la reacción “water-gas shift” inversa, utilizada para obtener moléculas de monóxido de carbono. La segunda es la fórmula del proceso Fischer Tropsch, que convierte monóxido de de carbono e hidrógeno en hidrocarburos líquidos. Este proceso es conocido desde 1920 y aun así su utilización es limitada ya que es mucho más barato obtener hidrocarburos líquidos por refino del petróleo. Además la producción de CO2 es superior utilizando el proceso de FT, no porque sea un residuo del proceso en sí, si no por la combustión de los gases residuales no transformados en líquido.

La tercera fórmula es la combinación de ambas.

Para obtener un litro de carburante, necesitamos extraer el CO2 de 23.200 litros de agua de mar, y extraer todo hidrógeno de tres litros aplicando 13 KWh de energía, y su combustión producirá en tono a 10 kwh.

Todo el proceso es energéticamente deficitario, siendo necesario aproximadamente el doble de energía de la que se produce en forma potencial con el carburante. Solo es factible si se utiliza energía nuclear para alimentar energéticamente el proceso.

 

Fuente: Lamentiraestaahiafuera

Anuncios

Publicado el 25/11/2014 en Energía, Energías Libres. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: